Bodas CAAD. Raquel y Santos “La boda de papel” II

Vuelvo con la boda que me ha tenido ocupada durante semanas. Como os comenté el lugar de la celebración fue Campo de Criptana, un pueblo situado a más o menos una hora y media de Ciudad Real capital y que es muy famoso sobre todo por sus molinos de viento que inspiraron a Cervantes para El Quijote, y también por ser el lugar de nacimiento de la ya fallecida Sara Montiel. Un pueblo con un encanto especial en torno a estos “gigantes” de aspas, por lo que podéis imaginar lo bonitas que van a quedar las fotos del reportaje de los novios, que ya tendremos ocasión de ver, cuando se las entreguen.

En definitiva, que teníamos que salir muy tempranito para ponernos manos a la obra y a las 8 de la mañana cogimos carretera y manta, bueno más bien aire acondicionado, porque el 29 de junio hizo mucho calor en La Mancha. A las 9:15 ya estábamos en la localidad, después de atravesar el viñedo más grande de Europa, y la primera parada fue el restaurante donde se celebraba la ceremonia civil y el convite.

La ceremonia iba a ser sencilla, como esta pareja de enamorados, y en ella predominarían las flores y el papel. De hecho lo primero que encontrarían los invitados sería esta mesa con abanicos caseros, que aliviarían muy bien el calor, las pizarras y mensajes les guiarían durante toda la boda recordándoles lo que tenían que coger, o dónde había que lanzar el confetti.

foto6CAAD

El pasillo nupcial iba a comenzar con hortensias pero ésta época del año no es buena para la flor de esta planta, así que en consenso con la novia nos decidimos por una de mis plantas favoritas: la bouganvilla. Así, dos macetas monumentales de flores blancas, daban la bienvenida a todos, y a lo largo del camino los botecitos de cristal hacían de jarrones para las gerberas y la paniculata.

foto3CAAD

foto4CAAD

El escenario de la boda sería romántico y simple, con pompones de papel y blondas sujetos por cintas, que no pararon de moverse por el aire que hizo que este día:

foto8CAAD

Y para presidir las mesas de la persona que los casaba, nos decidimos por mezclar la arpillera con lavandas, y por las bolas de lana. Todo ello hecho mano a mano por una novia requeteapañá y la menda que os escribe.

foto5CAAD

En otro rincón, presidido por un gran árbol estaba el sitting. Un acierto porque no paró de recibir visitas y he de decir que fueron muchos los que se llevaron sus etiquetas de recuerdo. Quedaron tan monas!

foto7CAAD

Después de una ceremonia emotiva, en la que no faltó la buena música de un grupo de cuerda y canciones entonadas por una amiga de la novia, todos disfrutaron del cóctel al aire libre, en el que yo destacaría la barra libre  de quesos, de la que no tengo fotos, pero que me dejó con la boca abierta. Una idea estupenda que gustó a todos.

Y una vez en el salón, lo primero que quisimos que se viera era el rincón de firmas, con un álbum confeccionado con las fotos de la preboda, y un mensaje para que nadie dejara de desear felicidad a esta pareja de recién casados.

foto1CAAD

Para los centros de mesa hubo muchas dudas. No había nada que se asemejara a la temática craft de la boda y le dimos solución adornando los sobrios jarrones de cristal con arpillera, encajes y cintas moradas.

foto2

De los niños de la boda no puedo enseñaros fotos, porque no soy muy partidaria de mostrar a menores, pero sí que os enseñaré en cuanto me lleguen algunan de las graciosas imágenes que habrán hecho ellos mismos, porque cada uno de ellos recibió una cámara e instrucciones de todo lo que tenían que fotografiar y estoy segura de que no tendrán desperdicio!, seguro que nos reiremos!

Y hasta aquí la segunda crónica de la boda de papel. La disco os la dejo para otro post, ya veréis que fotos más divertidas, no seáis impacientes!

♥ muaaac!!

Anuncios

Bodas CAAD. Raquel y Santos, “La boda de papel” I

A Raquel la conocí por mi trabajo de periodista, ella es cámara de televisión y tenemos en común una buena amiga, a través de ella supo que me había lanzado en este loco mundo de las bodas y no dudó ni un momento en depositar su confianza en Como Anillo al Dedo para que le decoráramos su día más especial. Santos también es cámara de televisión, ¡Vamos que todo queda en los medios!!, y cuando me reuní por primera vez con ellos congeniamos a la primera, de hecho si en lugar de celebrar su boda hubiera celebrado la mía, la mayor parte de los detalles habrían sido iguales!, de hecho hasta el fotógrafo es uno de nuestros favoritos de la zona Alejandro de Moya. Mirad que fotazos les hizo en su sesión preboda, no faltó ni la perrita de la pareja:

ALEJANDRO1alejandro3 alejandro4 alejandro5alejandro2Vía: Alejandro de Moya

 

La cuestión es que cuando hablamos de la boda, ya tenían todo organizado pero al tratarse de una boda de mañana les preocupaba no llegar a tiempo con los preparativos. El lugar elegido para la celebración era Campo de Criptana y no era el mismo en el que vivían por ello pensaban que hacer que sus familiares tuvieran que desplazarse con prisas a decorarlo todo no era una buena solución, y ahí fue donde entramos nosotros. El punto de partida fue el papel, de ahí el título y la temática de esta boda donde no podían faltar las manualidades de papel seda, cartulinas, papeles de scrapbook, washi tape, y el toque vintage (palabra prefe de la novia) de los botes de cristal. Vamos que los días antes de la boda estábamos así, sin un hueco en el suelo del estudio que tengo en casa:

1370616326238CAAD

IMG_20130617_190955CAAD

Estas etiquetas, pompones y mil cosas más tapando las baldosas! Y entre pompom y pompom miles de watshap para tenernos informadas la una a la otra. Una locura, que ya veréis que mereció la pena. Eso sí, en otro post 😉